Entradas

, ,

Una Calculadora de PL

PL calculator

Hace tiempo que personalmente esperaba poder contar con una calculadora de PL.

Por fin tenemos una aplicación que simplifica el cálculo del nivel de prestaciones PL de un sistema de mando relativo a la seguridad de las máquinas.

Se llama PLabacus y es muy sencilla de usar.

Con solo seleccionar el tiempo medio entre fallos MTTFd de un componente, la aplicación muestra los diferentes valores de PFH y PL de la norma EN ISO 13849-1 para cada categoría y cada cobertura de diagnóstico DC.

El cálculo del PL de un vistazo.

Además permite tantear los diferentes valores posibles de MTTFd y ver inmediatamente el correspondiente PL para cada aplicación.

PLabacus incluye además informaciones de apoyo (en inglés y español, según idioma configurado en el dispositivo) para el cálculo práctico de los diferentes factores que configuran el PL.

Por ahora PLabacus solo está disponible para dispositivos Android… si te interesa, puedes ver un vídeo-demo aquí y comprarla en Safework

,

5 Preguntas-Test para fabricantes de máquinas

¿Puedes tomarte un minuto de reloj para responder estas cinco preguntas?

  1. ¿Están elaborados los Expedientes Técnicos de todas vuestras máquinas?
  2. ¿Vuestra documentación actual sirve para justificar las seguridades frente al cliente o Industria?
  3. ¿Os consideráis con conocimientos suficientes para especificar justificadamente los nuevos diseños de seguridad en máquinas?
  4. ¿Creéis que vuestro nivel de conocimientos sobre el marcado CE es alto?
  5. ¿Habéis realizado en los últimos 5 años una revisión de los Expedientes Técnicos de las máquinas?

Cuanto más preguntas hayas respondido NO, más convendría que habláramos.

En Safework estamos seguros de satisfacer vuestra necesidad y además podemos mejorar los diseños de seguridad actuales (optimizarlos, simplificarlos, abaratarlos…), solventando las posibles carencias que pueden permanecer ocultas en los diseños actuales.

Porque durante el asesoramiento transmitimos al cliente nuestra metodología optimizada para la elaboración de la documentación, nuestros clientes ahorran jornadas enteras de trabajo.

Por otro lado, nuestra forma de asesorar  incluye la capacitación del personal del cliente, para que pueda diseñar y documentar los diseños de seguridad con garantías con poca o ninguna ayuda externa en el futuro.

Además de nuestros servicios de asesoramiento para el marcado CE de máquinas, adaptado a vuestras necesidades, ofrecemos intervenciones puntuales para necesidades concretas, como los de diseño de sistemas de seguridad, de certificación, de formación, ensayos de parada de cualquier movimiento, peritajes, etc…

Contacta ahora mismo con Safework: en menos tiempo de lo que piensas podrás contestar SÍ a todas estas preguntas –y a bastantes más…

,

¿Quién tiene la responsabilidad de colocar el marcado CE?

marcado CE caraComo hemos venido exponiendo en anteriores posts, es el fabricante quien asume la responsabilidad de la conformidad de su producto con las directivas.

El fabricante es cualquier persona física o jurídica responsable del diseño y fabricación de un producto con vistas a su comercialización en el mercado comunitario por cuenta propia, tanto si lo ha diseñado o fabricado él mismo como si se le considera así por el hecho de que el producto se comercializa por cuenta suya.

Las responsabilidades del fabricante se aplican igualmente cualquier persona física o jurídica que ensamble, embale, procese o etiquete productos prefabricados con vista a comercializarlos en el mercado comunitario por cuenta propia.

El fabricante es quien debe decidir en cada caso sobre los elementos de duda ya que es responsabilidad suya:

  • Comprobar si su producto entra en el ámbito de aplicación de una o varias directivas.
  • El diseño y fabricación conforme a los requisitos esenciales que establecen las directivas. El marcado CE simboliza la conformidad con todas las obligaciones que incumben a los fabricantes respecto al producto, en virtud de las directivas comunitarias que establecen su aplicación.
  • La ejecución de la evaluación de la conformidad con arreglo a los procedimientos que establecen las directivas.
  • Colocar el marcado CE.

marcado ce responsabilidadEn determinadas circunstancias, también pueden cobrar importancia otras figuras. Por ejemplo, el fabricante, establecido o no en la Comunidad, puede designar a un representante autorizado dentro de la Comunidad para que actúe en su nombre en el desempeño de determinadas tareas exigidas por las directivas, debiendo ser esta delegación explícita y por escrito y únicamente referida a tareas de carácter administrativo.

Asimismo, en el caso de que el fabricante no esté establecido en la Comunidad y no cuente con representante autorizado en ésta, es el importador, el que comercializa un producto procedente de un país tercero en el mercado comunitario, quien asume determinadas responsabilidades, debiendo garantizar que está en condiciones de facilitar la información necesaria sobre ese producto —copia de la declaración de conformidad y poner a disposición la documentación técnica.

marcado CE responsabilidad 1No todas las directivas explicitan esta obligación, pero es importante para el importador establecer una relación fluida con el fabricante a efectos de cumplir con estas obligaciones. Sin embargo, si este importador monta, embala, procesa, etiqueta o modifica sustancialmente el uso previsto del producto, se le pude considerar como fabricante.

En determinados casos muy concretos, por ejemplo cuando un producto se ha puesto en servicio sin haber sido comercializado previamente —productos fabricado para uso propio—, quien pone en servicio el producto debe asumir las responsabilidades del fabricante. Si para algunos productos que sólo pueden utilizarse después de haber sido objeto de un montaje, instalación u otro tipo de manipulación (máquinas, aparatos de gas, etc.), la directiva aplicable cubre la puesta en servicio y si dicho montaje puede afectar al mantenimiento de la conformidad con la normativa, los instaladores deben asegurarse de que no impliquen un incumplimiento de la normativa.

marcado ce robotEn el caso de los usuarios finales —empresarios—, las directivas de nuevo enfoque no establecen obligaciones, aparte de las relacionadas con la puesta en servicio. Sin embargo, hay que tener también en cuenta que la legislación sobre salud y seguridad en el trabajo influye en el mantenimiento y el uso de los productos.

Para un asesoramiento personalizado sobre la certificación de sus máquinas o productos, puede consultar con Safework.

¿Cómo fabricar un producto afectado por el marcado CE?

Seguridad en las organizacionesToda la filosofía del sistema del marcado CE gira en torno a una preocupación principal: la fabricación de productos seguros —protección de la salud y seguridad de los usuarios y consumidores, o protección de bienes de interés público como el medio ambiente. Con este fin, los productos deben cumplir los llamados requisitos esenciales.

Las directivas relativas a los juguetes, equipos de baja tensión, productos de construcción, explosivos para fines civiles y aparatos de refrigeración cubren exclusivamente la comercialización. O sea que sólo pueden utilizarse una vez efectuado el ensamblaje o la instalación; o aquellos cuyo cumplimiento con la normativa puede verse afectado por las condiciones de distribución, almacenamiento o transporte, o a los que no hayan sido puestos en el mercado antes de entrar en servicio.

ce europa 1Los requisitos esenciales, contenidos en los anexos de las directivas, son de obligado cumplimiento y están destinados a ofrecer y garantizar un alto nivel de protección. Se derivan de determinados riesgos asociados al producto —como la resistencia física o mecánica— o hacen referencia al producto y su rendimiento —disposiciones sobre materiales, diseño, proceso de fabricación, etc.— o bien establecen el objetivo de la protección —por ejemplo, mediante una lista—, pudiendo ser, a menudo, una combinación de estos elementos.

A un mismo producto se le pueden aplicar, simultáneamente, varias directivas por exigirle cumplir los requisitos esenciales contenidos en cada una de ellas, a fin de evitar todos los riesgos posibles. Según los principios básicos de la legislación de nuevo enfoque, los requisitos esenciales definen los resultados y, aunque no determinan las soluciones técnicas para hacerlo, pretenden ser lo suficientemente precisas para facilitar que la Comisión encargue a los organismos de normalización europeos la elaboración de normas europeas armonizadas.

marcado ce enLas normas armonizadas son especificaciones técnicas o normas europeas adoptadas por los organismos de normalización europeos y elaboradas de acuerdo con el mandato de la Comisión en el ámbito de las directivas de nuevo enfoque. De hecho, las normas armonizadas no constituyen una categoría específica entre las normas europeas. La denominación armonizadas es, únicamente, una calificación legal que les confiere un significado particular y supone que su utilización otorga al producto una presunción de conformidad con los requisitos esenciales de la directiva aplicable. Sin embargo, conservan su carácter voluntario ya que el fabricante puede optar entre remitirse a las normas armonizadas o no hacerlo —excepción hecha de la directiva relativa a los productos de construcción.

No obstante, si decide no seguir una norma armonizada, tiene la obligación de demostrar que sus productos son conformes con los requisitos esenciales mediante el uso de otros medios de su elección —por ejemplo, cualquier especificación técnica ya existente. El uso de normas armonizadas determinará en gran medida el procedimiento aplicable de evaluación de la conformidad, permitiendo la posibilidad de facilitar el proceso, por ejemplo, haciendo innecesaria la participación de un organismo tercero, etc. Una norma armonizada debe responder a los requisitos esenciales de la directiva de que se trate, pero no abarca necesariamente todos estos requisitos esenciales, por lo que el fabricante estará obligado a utilizar otras especificaciones técnicas.

marcado ce global standardsLos productos deben cumplir los llamados requisitos esenciales, que están destinados a ofrecer y garantizar un alto nivel de protección a los usuarios y consumidores.

Las normas armonizadas EN son especificaciones técnicas europeas adoptadas por los organismos de normalización europeos y elaboradas de acuerdo con el mandato de la Comisión en el ámbito de las directivas de nuevo enfoque, que otorgan al producto una presunción de conformidad con los requisitos esenciales pertinentes, a fin de cumplir todos los requisitos esenciales de la directiva.

Las referencias de las normas armonizadas EN se publican en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE antes DOCE), publicación que marca la fecha en la que la presunción de conformidad entra en efecto. Pueden consultarse en el siguiente enlace: http://europa.eu.int/comm/enterprise/newapproach/standardization/harmstds/index.html

¿Qué productos deben llevar el marcado CE?

 CE marcadoEl marcado CE de productos

El presente post describe el primer paso de las diferentes etapas posibles por las que un producto ha de pasar hasta su comercialización en la Unión Europea, en el proceso de aplicación de una directiva asociada al marcado CE. Cada directiva puede, no obstante, establecer particularidades.

¿Qué productos deben ser marcados CE?

Es fundamental referirse a la legislación, es decir a las directivas europeas. El ámbito de aplicación de dichas directivas, contenido en su articulado, define la gama de productos cubiertos o el carácter de los riesgos que pretende evitar. Generalmente cubre los riesgos relacionados con un producto —juguetes— o un fenómeno —compatibilidad electromagnética, riesgos de perturbación—. Asimismo y en algunos casos, las propias directivas excluyen, por muy diversos motivos el marcado CE de un producto.

En resumen, los pasos a dar para el marcado CE de un producto son:

  1. Comprobar si el producto está dentro del ámbito de aplicación de la Directiva
  2. Asegurarse de que se cumplen los requisitos esenciales.
  3. Decidir si se van a usar normas armonizadas.
  4. Seguir el procedimiento de evaluación de la conformidad pertinente.
  5. Comprobar si tiene que intervenir un organismo notificado.
  6. Elaborar la documentación técnica.
  7. Preparar, si es necesario, un manual de instrucciones.
  8. Elaborar una declaración de conformidad.
  9. Colocar el marcado ce.

El ámbito de aplicación de las directivas europeas contenido en su articulado, define la gama de productos incluidos determinados productos que en principio podrían parecer llamados a entrar en su ámbito de aplicación.

Una atenta lectura de las directivas es, por tanto, indispensable para centrar este punto fundamental.

El concepto de producto varía de una directiva a otra, pudiendo denominarse equipo, aparato, dispositivo, instrumentos, componente, etc.  Además, una combinación de productos y piezas diseñadas o ensambladas por la misma persona puede considerarse, en algunos casos, un producto acabado que, como tal, tiene que cumplir con la directiva que le afecte. Las directivas de Nuevo enfoque se aplican en general a productos destinados a ser comercializados o puestos en servicio por vez primera en el mercado comunitario. Por consiguiente, también se aplican a los productos nuevos, usados e importados de países terceros. La comercialización puede entenderse como la acción inicial de poner por primera vez un producto a disposición del mercado comunitario con vistas a su distribución y uso en la Comunidad. CE europa 0La puesta en servicio tiene lugar en el momento de la primera utilización por parte del usuario final, dentro de la Comunidad. Sin embargo, la necesidad de verificar la conformidad de los productos en el momento de su puesta en servicio se limita a los productos que no están directamente preparados para su uso en la fase de comercialización.
Existe también la posibilidad de una aplicación simultánea de directivas, ya que los requisitos establecidos en cada una de ellas pueden complementarse entre sí, en función de los riesgos relacionados con el producto en cuestión; por ejemplo, las directivas relacionadas con la compatibilidad electromagnética y los equipos a presión, contemplan fenómenos no incluidos en las de equipos de baja tensión o máquinas. Ello exige una aplicación conjunta de las directivas, a menos que en las mismas se disponga lo contrario.

¿Conoces Safework?

Desde el año 1992 en Safework nos dedicamos a solucionar problemas de seguridad en máquinas, adaptándonos a las necesidades en materia de seguridad en máquinas
de todo tipo de empresas.

A día de hoy eso significa poder ofrecer desde el diseño de un sistema de seguridad para cualquier tipo de máquina hasta el dispositivo más adecuado para una aplicación especial, pasando por la certificación de máquinas nuevas, la adecuación de maquinas en funcionamiento, etc.

Nuestras actividades incluyen Asesoramiento, Ingeniería y Dispositivos: todo lo necesario para responder a la pregunta básica:¿Qué necesita en seguridad de máquinas? La respuesta es nuestroproducto.

Lógicamente nuestros clientes están en todos los sectores de la producción. Todos los que
utilizan o fabrican máquinas.
Procedimiento de gestión de la seguridad en máquinas Safework©

En el campo de la certificación, el marcado CE, para los fabricantes de máquinas ofrecemos servicios de asesoramiento, que pueden incluir desde la elaboración o revisión de Expedientes Técnicos de Construcción, hasta el diseño de sistemas de seguridad como solución a problemas concretos, pasando por  la realización de ensayos de parada o de ruido que se precisen.

Para el usuario, ofrecemos la adecuación de máquinas al R.D.1215/1997 de utilización de equipos de trabajo, mediante la realización de un Informe de Adecuación que incluye la inspección de las máquinas, el diseño de la solución de seguridad adecuada a cada una, y la valoración de la adecuación de cada máquina. Es un producto dirigido a solucionar problemas, que permite además planificar las tareas de adecuación de máquinas y tomar decisiones con los datos necesarios en la mano.

En cuanto a la ingeniería, además de ofrecer la realización llaves en mano de las acciones de adecuación (establecidas en el Informe de Adecuación citado), certificándolas.

Además, también damos servicios de diseño aplicados a cualquier tipo de problema puntual relacionado con la seguridad en máquinas.

En el ámbito de los dispositivos de seguridad, representamos de forma exclusiva o preferente a varios fabricantes de dispositivos de seguridad, con lo que en nuestro catálogo se puede encontrar lo necesario para cualquier aplicación: Detectores de todas
las tecnologías, Elementos de mando seguros, Equipos lógicos de seguridad certificados, Señalización…
Además, nuestra forma colaborativa de trabajo propicia el desarrollo de dispositivos específicos para aplicaciones especiales de nuestros clientes.
Nuestro mayor valor sigue siendo la integralidad de nuestra oferta. Realmente apoyamos al cliente desde todos los ángulos de la seguridad en máquinas: es lo que más aprecian nuestros clientes, repartidos por todos los sectores: Alimentación, Farmacia, Maquinaria, Automóvil, Aeronáutica, Química, Logística, etc.
Nuestra formación está integrada en nuestros servicios. En el asesoramiento siempre hay
una parte docente, de transmisión de conocimientos, que nos gusta potenciar y
que no escatimamos.
Nuestros cursos formales son lo más práctico posible: preferimos ofrecer un
asesoramiento para la elaboración de un Expediente Técnico en la mesa de trabajo
del cliente que una clásica clase en una sala con proyector. Es mucho más
rentable.
Para más información: www.safework.es

¡Ha desaparecido la documentación de la máquina!

Qué hacer si falta el manual o la Declaración de Conformidad de una
máquina

Hace mucho tiempo que se fabricaron
la mayoría de máquinas que utilizamos, y resulta frecuente que al recopilar la
documentación de la maquinaria para comprobar el cumplimiento del RD1215/97,
falten algunas cosas…

Lo prioritariamente aconsejable
es recurrir al fabricante solicitando una copia de la documentación que nos
falta, y, aunque en la mayoría de los casos la posibilidad de obtenerlos
existe, no son pocas las veces en las que el fabricante no nos soluciona el
problema.

Además, como desde el año 1995 la
gran mayoría de los fabricantes de máquinas -con el marcado CE- han tenido que
afrontar al menos dos graves crisis, es probable que el fabricante incluso haya
desaparecido, y no se pueda recurrir a él.

En los casos en los que la
documentación que falta es el manual de instrucciones, elaborar un nuevo manual
sin la participación del fabricante, aún recurriendo a manuales de máquinas
semejantes, no es una tarea en principio abordable para una empresa que
solamente es usuaria de la máquina en cuestión… aunque sí para una empresa
especializada con experiencia en su elaboración.

Si lo que falta es la Declaración
de Conformidad, solucionar el problema sin la colaboración del fabricante es
mucho más difícil. En este caso se trataría de refrendar de algún modo el
marcado CE que incorpora la máquina en su placa.

Se me ocurre que habría que
comprobar el cumplimiento por parte de la máquina en cuestión de las Directivas
Europeas aplicables, y emitir una especie de certificado que diera validez a
dicho marcado CE.  De acuerdo con el
espíritu de la Directiva Máquinas, esto implica tener acceso a suficiente
información sobre el diseño de la máquina, a la vez que un conocimiento experto
sobre los problemas de seguridad que plantea la máquina y sobre los requisitos
exigibles a las soluciones de seguridad integradas en la máquina.

Este es el terreno que estamos
atravesando junto con algunos de nuestros clientes, fabricantes de productos de
sectores muy distintos pero usuarios de máquinas con necesidades comunes de
certificación, que mediante nuestros Expedientes Técnicos pueden revalidar la
certificación de su maquinaria, asegurar el cumplimiento del RD1215/1997 y a
fin de cuentas reducir la probabilidad de accidentes en sus fábricas.

Para más información, contacte con nosotros
www.safework.es

¿Qué sabemos de la seguridad de nuestra nueva máquina?



Es bien sabido que el RD1215/1997 exige al comprador que las
máquinas adquiridas deban cumplir la legislación aplicable (refiriéndose
especialmente a la Directiva Máquinas) y que el hecho formal de presentar el marcado CE presupone
el cumplimiento de las Directivas europeas aplicables de seguridad.

Lo que ocurre con enorme frecuencia es que se presta TODA la atención en garantizar que la máquina fabrique los productos que el usuario precisa.  
El fabricante de un producto tiene un profundo conocimiento
de los requisitos funcionales que debe satisfacer la máquina para contribuir a
la optima fabricación de su producto,  e
incluso puede conocer a fondo los procedimientos de trabajo relacionados con
él, pero no puede dejar de lado la seguridad involucrada
en los modos de trabajo con la maquinaria en cuestión.
En el proceso de compra de maquinaria a medida o maquinaria adaptada para la fabricación de un producto concreto, el usuario, además de cerciorarse del cumplimiento de los requisitos funcionales y de certificación, deberá comprobar el cumplimiento de los requisitos de seguridad.

Esto implica el conocimiento de los riesgos presentes en los
diferentes modos de uso previsibles de la máquina y su reducción si no fueran
asumibles: se trata de gestionar los riesgos originados por la maquinaria.

Aplicando el conocimiento de los procesos de
fabricación, el usuario de máquinas puede contar con un experto en seguridad en
máquinas que aporte el dominio de los detalles normativos y técnicos necesarios
para determinar el sistema de seguridad idóneo para la fabricación segura de
los productos, cumpliendo la legislación vigente.
Este tipo de problema no se observa solo en el caso de compra de
maquinaria nueva: también se da en la integración de varias máquinas de
diferente origen, o en la modificación de líneas de fabricación existentes.
Desde Safework aplicamos soluciones de diseño, instalación, documentación y certificación de seguridad en máquinas. Pregúntenos cómo podemos ayudar en su caso.

La responsabilidad de comprar máquinas

A estas alturas del siglo 21 ya es bien
sabido que una máquina nueva debe estar acompañada del marcado CE, la declaración de conformidad y el manual de instrucciones. Debemos recordar que el hecho de presentar la documentación no implica que hayan sido verificadas por algún organismo de control o de la Administración para ser comercializadas.

Tengamos en cuenta que en el procedimiento de certificación de conformidad al Real Decreto 1644/2008 (Directiva Máquinas 2006/42/CE), es el propio fabricante quien, colocando el marcado y firmando la declaración de conformidad declara que su máquina es conforme a la legislación europea (además de constituir el Expediente Técnico de la máquina y aplicar un procedimiento de control interno), sin que precise para ello la intervención de ninguna entidad u organismo externo a la empresa. Incluso si la máquina está incluida dentro del anexo IV, si el fabricante la ha fabricado conforme a normas europeas armonizadas y completas, la Directiva
Máquinas permite certificarla de la misma manera, sin necesidad de intervención de ningún Organismo externo a la empresa.

En ambos supuestos anteriores, es posible que el fabricante se equivoque y la máquina no sea tan segura como debiera: La Directiva sitúa la responsabilidad del diseño de la seguridad sobre el fabricante, haciendo al usuario dependiente de la buena voluntad y conocimientos de las normas y reglamentación técnica por parte de los fabricantes para que sus máquinas sean realmente seguras.

En el caso de que el fabricante comercialice una máquina que no cumpla la Directiva
Máquinas marcando una máquina que presenta riesgos sin proteger de forma adecuada, incurriría en responsabilidades legales a afrontar por el propio fabricante ante Industria, pero el comprador (usuario) de la máquina tendría un
problema en casa: las responsabilidades del empresario con respecto a la seguridad de las máquinas instaladas en los centros de trabajo.

Volvemos a recordar que el Real Decreto 1644/2008 es una normativa del Ministerio de Industria (transposición de la Directiva Máquinas 2006/42/CE), que establece las condiciones que deben cumplir las máquinas para ser comercializadas, y el Real Decreto 1215/1997 es una normativa del Ministerio de Trabajo que establece las obligaciones específicas de los empresarios usuarios de máquinas, entre ellas
las condiciones de seguridad que deben reunir los equipos puestos a disposición
de sus trabajadores.

Se tiende a pensar que el Real Decreto 1215/97 sólo se aplica a las máquinas fabricadas antes del 1 de enero de 1995, ya que las máquinas fabricadas después de esta fecha sólo tienen
que cumplir la Directiva Máquinas (o sea, el Real Decreto 1644/2008 y anteriormente el RD1435/1992). Pero es un error, pues el RD1215/97 se aplica a todas las máquinas instaladas en la empresa independientemente de su fecha de
fabricación.

Al ser la Directiva Máquinas más restrictiva que el RD1215/97, si el fabricante cumplió con sus obligaciones al comercializar la máquina, a priori cumplirá las exigencias del RD1215/97; pero si el fabricante no lo hizo bien (incurriendo en responsabilidad frente a las autoridades del Ministerio de Industria), el empresario que utilice la máquina tampoco cumplirá con las suyas respecto al Real Decreto 1215/97, incurriendo en responsabilidad frente a las autoridades laborales.

Pregunte qué soluciones puede aportar Safework.

,

Certificación de líneas de producción: RD1215/9 o Marcado CE

¿Cómo cumplir el RD1215/97 en líneas de fabricación con mix de máquinas anteriores y posteriores a 1995?
En las reuniones de trabajo para tratar la certificación de equipos, solemos encontrarnos con que los profesionales se
polarizan en dos grupos de opinión:

Safework seguridad máquinas

 

A) ¿Aplicamos la Directiva
máquinas 2006/42, y realizamos el marcado CE de la línea completa (como un
todo), lo que supone la elaboración del correspondiente Expediente Técnico de
la línea completa? O bien,B) Aplicando el RD1215/97, ¿comprobamos que el conjunto de máquinas que
trabajan de forma coordinada (la línea de producción) cumple con los requisitos
de sus anexos 1 y 2?

No resulta fácil determinar por cuál de
las dos opciones decidirse:

Por un lado, la directiva
máquinas establece que si la intervención realizada en una máquina modifica de
forma sustancial el sistema de seguridad original, debe certificarse con un
nuevo marcado CE.

Por otro lado, de la lectura del RD1215/97 se deduce que en
caso de que la modificación sea relativa a la seguridad deberá consultarse con
el fabricante de la máquina en cuestión y, en caso de  no tener dicha posibilidad, realizar
la modificación por parte de personal competente, en base a una análisis de
riesgos…

A grandes rasgos el trabajo a realizar acabará siendo el mismo: Se
deben justificar los sistemas de seguridad adecuados al nivel de prestaciones
requerido por los riesgos evaluados, realizarlo de acuerdo con las normas
europeas aplicables y, de alguna manera, documentarlo.

Ambas opciones difieren
en la forma que adquirirá la documentación que acompañe a cada una… con la
importante diferencia de que, en el caso del marcado CE, la responsabilidad de
la empresa firmante de la declaración de conformidad está establecida por la
Directiva máquinas, y no sólo por la responsabilidad laboral de la empresa
firmante, en el caso de la aplicación del RD1215.

Nosotros aconsejamos como
planteamiento de partida trabajar en base al RD1215/97 cuando en la línea existen
máquinas viejas (anteriores al 95), y con el marcado CE cuando todas las
máquinas que forman la línea son nuevas (con marcado CE).

Entendemos que la certificación de líneas plantea dificultades, y desde aquí esperamos poder recibir las
opiniones al respecto de todo aquél que se haya encontrado con este y otros dilemas. Participe.