Entradas

Las Normas de Seguridad en Máquinas en los juicios

En todas las ocasiones en las que he asistido a un juicio por accidente laboral, he salido con la impresión de que los datos objetivos de los informes periciales (basados en lo que las normas técnicas indican como correcto para el cumplimiento de las Directivas de Seguridad en Máquinas) se quedan en un segundo plano, a la sombra de la estrategia de la acusación o de la defensa, unas sombras entre las que los jueces se esfuerzan aplicadamente para llegar a una sentencia justa.

En concreto, en el último juicio, celebrado a finales del 2013, (¡nueve años después del accidente!), se trataba de establecer si una carretilla elevadora motorizada del año 1994 estaba correctamente protegida el día en que el operador se pilló el pié con la rueda tractora el año 2004.
A pesar de que el informe establecía que la referencia técnica exigible al equipo anterior al año 1995 (la NTP 319) mostraba la rueda de tracción claramente descubierta, la juez dictaminó culpabilidad de la empresa básicamente porque en el momento del accidente la máquina “no incorporaba la protección que hubiera evitado el daño que sufrió el operador”.
Entiendo que siendo humano el que juzga, pueda establecer un dictamen interpretando la ley, y que, a pesar de que la legislación aplicable no obligue estrictamente a que la máquina incluya una protección exigida a máquinas nuevas con el marcado CE, un accidente siempre demuestra la insuficiencia de la seguridad, lo que tiende a inclinar la balanza.
Hoy he tenido entre las manos una carretilla de una marca líder europea, recién fabricada en el 2013. Sé que su marcado CE es el resultado del trabajo de un equipo muy competente de técnicos especialistas.  Su frontal presenta un robusto faldón que deja unos pocos centímetros libres hasta el suelo… los suficientes para que el accidente en cuestión, ocurrido hace ocho años, pudiera repetirse, cumpliendo el equipo con todos los requisitos técnicos y legales exigibles.
Creo que los que aplican las leyes deben ser conscientes de sus limitaciones. También creo que los fabricantes de maquinaria deben reconocer sus errores y optimizar los mínimos exigibles por las normas técnicas. Ambos deben considerar que la responsabilidad de un accidente puede muy bien ser de ambas partes: Puede muy bien ser compartida entre fabricantes y usuarios, o entre empresa y trabajadores.
Tras escribir estas líneas, me ha llamado la atención la gran verdad que aparece como eslogan en la reforma de la legislación laboral en Chile: Una justicia mejor hace mejor a un país.

Creo que se debemos trabajar para que realmente sea así.

Para más información, contacte con nosotros  www.safework.es
,

Dos aspectos a considerar al adecuar la seguridad de una máquina

Primero, la comunicación. Cuando vamos a diseñar la seguridad de una máquina, debemos contar con los expertos en su utilización. Si la persona que sabe sobre el uso y mantenimiento de la máquina no participa en la adaptación (o no se consigue que diga lo que sabe), el análisis cojea, y el diseño tiene muchas probabilidades de ser erróneo.
Esto siempre tiene como consecuencia primera un coste más elevado de la solución correcta, pero lo peor es que puede derivar en un accidente.

Para conseguirlo no existen recetas milagrosas: debe existir una confianza suficiente entre el experto de la máquina y el especialista en seguridad para que sus conocimientos (tanto de máquina como de seguridad) se transmitan en ambas direcciones: es lo que garantiza la funcionalidad del resultado final.

Todos nuestros trabajos de diseño de seguridad en máquinas se basan en la premisa de formar equipo con todas las personas involucradas con la máquina: desde el operador hasta el personal de mantenimiento, incluyendo todas los que conozcan la máquina desde sus distintos ángulos.

Segundo, la adaptación de los operarios a los sistemas de seguridad. Tras la adecuación de las máquinas al R.D.1215/1997 (e incluso antes) es común observar por parte de algunas personas un rechazo a las nuevas medidas de seguridad, ya que modifican la relación habitual del hombre con la máquina.
Cuando se trata de una simple modificación de costumbres, la adaptación suele ser rápida y sin problemas. Los problemas vienen cuando la adecuación de la seguridad implica la pérdida de una funcionalidad de la máquina. Es el caso de las operaciones manuales y/o artesanales que se venían realizando con un alto riesgo pero sin historial de accidentes. En estos casos deben tomarse decisiones apoyadas por estudios como nuestros Informes de Adecuación que aportan los argumentos objetivos para determinar las condiciones en las que se pueden realizar estas operaciones de riesgo especialmente alto.
Aunque los factores que contribuyen a la adaptación del personal a las máquinas una vez incorporadas las medidas de seguridad son complejos, por nuestra parte incluimos la facilidad de uso entre las condiciones imprescindibles de diseño de cualquier sistema de seguridad.
Para más información, contacte con nosotros  www.safework.es

Una dosis de optimismo:La gestión de la seguridad es rentable

España está entre los tres primeros
países europeos en la aplicación de sistemas de gestión y control de salud
laboral. 
Considerando que en nuestro país empezamos más tarde que los demás, sorprende
la rapidez con la que hemos alcanzado las primeras posiciones en las
estadísticas europeas del 2009 sobre implantación de sistemas de gestión de seguridad
en la empresa, apareciendo al nivel del Reino Unido (empresas de más de 10
empleados).

 

 Todos los esfuerzos que se están
realizando parece que están consiguiendo que los accidentes se reduzcan:
                              Evolución de la
siniestralidad laboral en España
Aunque nos encontramos al nivel de los países
europeos del año 1998, como se aprecia en la gráfica de accidentes mortales de
la Europa de los 15 (en rojo):
O sea, todavía tenemos mucho camino que
recorrer.
¡A trabajar!

Para más información, contacte con nosotros

¡Ha desaparecido la documentación de la máquina!

Qué hacer si falta el manual o la Declaración de Conformidad de una
máquina

Hace mucho tiempo que se fabricaron
la mayoría de máquinas que utilizamos, y resulta frecuente que al recopilar la
documentación de la maquinaria para comprobar el cumplimiento del RD1215/97,
falten algunas cosas…

Lo prioritariamente aconsejable
es recurrir al fabricante solicitando una copia de la documentación que nos
falta, y, aunque en la mayoría de los casos la posibilidad de obtenerlos
existe, no son pocas las veces en las que el fabricante no nos soluciona el
problema.

Además, como desde el año 1995 la
gran mayoría de los fabricantes de máquinas -con el marcado CE- han tenido que
afrontar al menos dos graves crisis, es probable que el fabricante incluso haya
desaparecido, y no se pueda recurrir a él.

En los casos en los que la
documentación que falta es el manual de instrucciones, elaborar un nuevo manual
sin la participación del fabricante, aún recurriendo a manuales de máquinas
semejantes, no es una tarea en principio abordable para una empresa que
solamente es usuaria de la máquina en cuestión… aunque sí para una empresa
especializada con experiencia en su elaboración.

Si lo que falta es la Declaración
de Conformidad, solucionar el problema sin la colaboración del fabricante es
mucho más difícil. En este caso se trataría de refrendar de algún modo el
marcado CE que incorpora la máquina en su placa.

Se me ocurre que habría que
comprobar el cumplimiento por parte de la máquina en cuestión de las Directivas
Europeas aplicables, y emitir una especie de certificado que diera validez a
dicho marcado CE.  De acuerdo con el
espíritu de la Directiva Máquinas, esto implica tener acceso a suficiente
información sobre el diseño de la máquina, a la vez que un conocimiento experto
sobre los problemas de seguridad que plantea la máquina y sobre los requisitos
exigibles a las soluciones de seguridad integradas en la máquina.

Este es el terreno que estamos
atravesando junto con algunos de nuestros clientes, fabricantes de productos de
sectores muy distintos pero usuarios de máquinas con necesidades comunes de
certificación, que mediante nuestros Expedientes Técnicos pueden revalidar la
certificación de su maquinaria, asegurar el cumplimiento del RD1215/1997 y a
fin de cuentas reducir la probabilidad de accidentes en sus fábricas.

Para más información, contacte con nosotros
www.safework.es
,

Certificación de líneas de producción: RD1215/9 o Marcado CE

¿Cómo cumplir el RD1215/97 en líneas de fabricación con mix de máquinas anteriores y posteriores a 1995?
En las reuniones de trabajo para tratar la certificación de equipos, solemos encontrarnos con que los profesionales se
polarizan en dos grupos de opinión:

Safework seguridad máquinas

 

A) ¿Aplicamos la Directiva
máquinas 2006/42, y realizamos el marcado CE de la línea completa (como un
todo), lo que supone la elaboración del correspondiente Expediente Técnico de
la línea completa? O bien,B) Aplicando el RD1215/97, ¿comprobamos que el conjunto de máquinas que
trabajan de forma coordinada (la línea de producción) cumple con los requisitos
de sus anexos 1 y 2?

No resulta fácil determinar por cuál de
las dos opciones decidirse:

Por un lado, la directiva
máquinas establece que si la intervención realizada en una máquina modifica de
forma sustancial el sistema de seguridad original, debe certificarse con un
nuevo marcado CE.

Por otro lado, de la lectura del RD1215/97 se deduce que en
caso de que la modificación sea relativa a la seguridad deberá consultarse con
el fabricante de la máquina en cuestión y, en caso de  no tener dicha posibilidad, realizar
la modificación por parte de personal competente, en base a una análisis de
riesgos…

A grandes rasgos el trabajo a realizar acabará siendo el mismo: Se
deben justificar los sistemas de seguridad adecuados al nivel de prestaciones
requerido por los riesgos evaluados, realizarlo de acuerdo con las normas
europeas aplicables y, de alguna manera, documentarlo.

Ambas opciones difieren
en la forma que adquirirá la documentación que acompañe a cada una… con la
importante diferencia de que, en el caso del marcado CE, la responsabilidad de
la empresa firmante de la declaración de conformidad está establecida por la
Directiva máquinas, y no sólo por la responsabilidad laboral de la empresa
firmante, en el caso de la aplicación del RD1215.

Nosotros aconsejamos como
planteamiento de partida trabajar en base al RD1215/97 cuando en la línea existen
máquinas viejas (anteriores al 95), y con el marcado CE cuando todas las
máquinas que forman la línea son nuevas (con marcado CE).

Entendemos que la certificación de líneas plantea dificultades, y desde aquí esperamos poder recibir las
opiniones al respecto de todo aquél que se haya encontrado con este y otros dilemas. Participe.

,

Aplicar el RD1215/97 más fácil

Aplicación para auditar máquinas según el RD1215/97
Durante la inspección deben tenerse en cuenta todos los puntos del anexo1 del RD1215/97, así como registrar las deficiencias y relacionarlas en un informe.

En resumen: pasar un check-list del anexo1 del RD1215/97Disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización por los trabajadores de los equipos de trabajo.

Para
reducir los tiempos de inspección y generación de informes, un buen método es
la  utilización de programas informáticos
que funcionan sobre móviles y tablets (Android) como nuestro Safetool,
que permite el registro de deficiencias mediante texto y foto, así como la
consulta de documentos oficiales in situ, relativo a cada punto del texto
legal, pues incluye en su memoria la guía del INSHT para la aplicación del
RD1215/97. ¿Le interesa? Consultenos